Sin categoría

Viaje en el tiempo: Las momias de Quinto

Tras un pequeño parón en el blog vuelvo a la carga. Y comenzamos nada más y nada menos con una de las visitas que más me ha impresionado en los últimos tiempos. Se trata del primer museo de momias de España y se encuentra en Quinto (Zaragoza)

Iglesia de la Asunción (Foto propia del autor)

Para llegar hasta el museo, no hay más que seguir las señalizaciones, y si sois despistados podéis preguntar a cualquier persona del pueblo y os indicará el camino (esto lo sé porque es lo que me pasó a mí…) hay un aparcamiento y solamente tendréis que subir unas pocas escaleras para llegar al jardín y merendero que os dará acceso a la entrada. Antes de entrar, acercaros al mirador que está al lado para observar el casco urbano y las huertas.

El museo está ubicado dentro de la iglesia de la Asunción, aunque es conocida por todos los de la zona como el ‘Piquete’. Su construcción comenzó a principios del S.XV, y su origen era defensivo-militar de estilo mudéjar. La obra se le atribuye al alarife Mahoma Ramí, el arquitecto de Benedicto XIII, sí el Papa Luna.

En la visita veréis los quince cuerpos momificados que encontraron durante las excavaciones de la iglesia. Puede resultar llamativo que solo esos cuerpos de los más de mil enterrados se conserven en semejantes condiciones, esto se debe a que se encontraron en zonas donde la humedad y temperatura eran las perfectas para su conservación. Los cuerpos datan de los siglos XVIII y XIX y de edades muy variadas (entre los 70 años el más mayor y tan solo unos meses de vida el más joven). Junto a ellos hay diversas vitrinas con elementos que encontraron junto a los cuerpos: rosarios, pulseras, botones, agujas, crucifijos o monedas. A mí me encantaron los calcetines, no me preguntéis porqué.

La visita es guiada y dura una hora. Antes de comenzar, hay una proyección explicativa de las excavaciones y de como han conservado los hallazgos. La guía explica de maravilla y contesta a todas las dudas. Cuenta la historia del edificio y todo lo que tuvo que soportar; una vez que tienes ya una idea del sitio donde estás, comienzan las explicaciones de los cuerpos: cuales podrían ser las causas de su fallecimiento, el porqué de sus vestimentas, incluso en algunas de ellas se conocen sus nombres y lugares de procedencia. Al finalizar la visita, se puede ver una pequeña exposición de pintura.

Dos consejos: Adquirir la entrada en su página web ya que es tal la cantidad de gente que lo visita, que es posible que no podáis entrar al estar el cupo lleno, y llevaros una chaqueta o jersey. La temperatura del interior es unos grados más baja que la del exterior, y se nota ‘fresco’.

Y por último: ¡Espero que disfrutéis de la visita tanto o más como la disfruté yo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .