Sin categoría

El inventor de la novela medieval: Chrétien de Troyes

Se conoce muy poco de la vida de Chrétien de Troyes a no ser por lo que él mismo dice en sus obras. Su nombre lo menciona en el prólogo de Érec y Énide

L'_Atre_périlleux_et_Yvain_[...]_btv1b105096493
Manuscrito El Ser Peligroso e Yvain, el Caballero del León.

Se cuenta que nació en Troyes sobre el 1130 (aunque no hay ningún documento que lo confirme) y estudió lenguas clásicas, incluido el griego. Antes de entrar en una orden monástica, se orientó, gracias a su precoz talento o a algún protector de fortuna, a una carrera como clérigo en la Corte de María de Francia, quien le habría encargado algunas obras, y, más tarde, a la de Felipe de Alsacia, conde de Flandes, a quien está dedicado Perceval o el cuento del Grial.

Sus comienzos literarios parecen haber tenido lugar hacia 1160. Todos sus textos están escritos en lengua romance pero al menos cinco de sus primeras obras eran traducciones de Ovidio hechas directamente del latín. De ellas solo nos ha llegado Philomena, con la historia de la metamorfosis de Tereo, Filomena y Procne, contada en el libro VI de las Metamorfosis.

Chrétien es famoso por varias novelas caballerescas de tema artúrico escritas en pareados octosilábicos, para las que se inspiró en leyendas bretonas y celtas. Es muy probable que hubiera conocido la Historia de los reyes de Britania, de Godofredo de Monmouth y que la obra le sirviera como fuente de inspiración.

Por estas obras Chrétien es considerado “el padre de la novela artúrica” y “el inventor de la novela medieval”. Estas aventuras míticas están perfectamente adaptadas a la literatura cortés de la época. En general, el argumento gira en torno a la difícil elección que debe hacer el caballero entre su amor y su obligación moral.

Sus novelas en verso, muy influenciadas por los cantares de gesta en lengua d´oïl y por el estilo de la fins´amor de los trovadores, tuvo un éxito rotundo. Su principal éxito consistió en unir de forma coherente elementos de orígenes diversos. Sin rechazar completamente los elementos fantásticos de las leyendas celtas, Chrétien los mezcla con formas del mundo cortesano que se ajustaban perfectamente a los ambiente nobiliarios de la Europa de su época.

Se trata, pues, de un tipo de obras dirigidas en origen a la aristocracia, por lo cual se difundieron con facilidad por todas las regiones europeas donde el modelo medieval de sociedad feudal se había consolidado. De ahí que por todo el continente las novelas de Chrétien fueran traducidas en inglés, alemán…

Sus principales obras son:

  • Erec et Enide: Escrita en 1176 y considerada el primer testimonio conocido del ciclo artúrico en lengua romance. Esta obra es una novela idílica atípica, ya que el matrimonio no constituye su final ni es suficiente para asegurar la felicidad de los protagonistas.

  • Cligès: Escrita entre 1174 y 1176.  La obra ha sido analizada desde el punto de vista simbólico, pues la protagonista es identificada con el ave Fénix: “La joven se llamaba Fenice y no sin razón, pues si el ave fénix es la más bella de todas y no puede haber más que una, así me parece que sucede con Fenice”. El Fénix era un símbolo de Jesucristo, ya que se inmolaba para después resucitar; de la misma manera, Fenice padece tormentos físicos, muere y vuelve después a la vida.
  • Yvain, el Caballero del León:  En la Corte, Calogrenant narra cómo fue humillado por un caballero que vive en un castillo con una fuente que tiene poderes mágicos. Yvain decide ir a vengar a su primo, mata al caballero del castillo y después se casa con la viuda. Sin embargo, a la llegada a la corte del rey, Gauvain convence a Yvain de que el matrimonio hace daño a la reputación de un caballero, por lo que Yvain decide abandonar a su esposa para vivir nuevas aventuras.
Lancelot_passant_le_pont_de_l'Épée
Lancelot cruzando el Pont de l’Épée, iluminación de un manuscrito para Jacques d’Armagnac, duque de Nemours. (1475)
  • Lanzarote, el Caballero de la Carreta: Escrita entre 1176 y 1181. Narra las aventuras del caballero Lancelot en busca de la reina Ginebra, prisionera de Meleagant, y constituye un claro ejemplo del amor cortés.  La obra en sí es una alegoría crística, pues, al salvar a la reina, Lancelot restablece el equilibrio del mundo.
  • Perceval y la leyenda del Santo Grial:  La novela quedó interrumpida por la muerte de su autor, que murió cuando llevaba escritos 9.234 versos, lo que favoreció la aparición de varias continuaciones. Narra las aventuras del joven Perceval en la corte del rey Arturo y sus caballeros, que buscan el Grial donde se recogió la sangre de Cristo crucificado.

 


BIBLIOGRAFÍA

  • Françoise Pont-BournezChrétien de Troyes : père de la littérature européenne, L’Harmattan, 
  •  Joseph J. Duggan, The Romances of Chrétien de Troyes, Yale University Press, 
  • Joaquín Rubio Tovar. Prólogo de Cligès. Alianza Editorial. Madrid, 1993.

1 comentario en “El inventor de la novela medieval: Chrétien de Troyes”

Responder a Julio G Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .