Sin categoría

La pequeña Edad de Hielo

LAI
La pequeña Edad de Hielo fue un período frío que abarca desde la mitad del S.XIV hasta la mitad del S.XIX. Este período frío puso punto y final a una era extraordinariamente calurosa llamada Óptimo Climático Medieval. Hubo tres máximos, hacia 1650, sobre 1770 y sobre 1850.

Las hambrunas medievales, la Peste Negra, la colonización vikinga de Groenlandia o la expansión del Imperio Mongol desde Asia hasta occidente tuvieron lugar a mediados del siglo XIV y todos estos acontecimientos históricos tuvieron una estrecha relación con el cambio climático.

La Pequeña Edad de Hielo trajo inviernos muy fríos a muchas partes del mundo, pero la documentación más completa está en Europa y América del Norte. A mediados del siglo XVII, el avance de los glaciares de los Alpes suizos afectó a pueblos enteros. El río Támesis y los canales y los ríos de los Países Bajos se helaron. En el invierno de 1780, el Puerto de Nueva York se congeló y la gente pudo caminar de Manhattan a la Isla de Staten. El hielo del mar que rodea Islandia se extendió varios kilómetros en todas direcciones, lo cual provocó el cierre de los puertos de la isla.

En España hay constancia de que el río Ebro se heló siete veces entre 1505 y 1789, las dos últimas permaneciendo helado durante 15 días. También se sabe de la presencia de una extensa red de neveros, ventisqueros y glaciares que existieron entre los siglos XVI y XIX, algunos de ellos en zonas en las que prácticamente nunca nieva en la actualidad. El almacenamiento y distribución de hielo eran un negocio vivo que involucraba secciones enteras de la población rural.
Brian Fagan, profesor emérito de Antropología de la Universidad de California, señala la coincidencia de esta calamidad con el auge de las persecuciones de brujas. Se las acusaba de practicar la magia para que las temperaturas estuvieran bajo cero. Son muchos los ejemplos de los que tenemos constancia tanto en Suiza, Francia o Inglaterra de quemas de brujas.
1024px-Hendrick_Avercamp_-_A_Scene_on_the_Ice_-_WGA01076
Escena en el hielo, Hendrick Barentsz, 1625

¿Qué causó este descenso de las temperaturas? Los científicos han identificado dos causas de la Pequeña Edad de Hielo: una disminución de la actividad solar y un aumento de la actividad volcánica.

Durante el periodo 1645 – 1715 la actividad solar reflejada en las manchas solares era sumamente baja, a veces inexistente. Este período de baja actividad  es conocido como el Mínimo de Maunder. 

Cuatro erupciones volcánicas, en el espacio de cincuenta años, serían responsables de este fenómeno. Cuando un volcán entra en erupción, sus cenizas alcanzan la parte alta de la atmósfera y se pueden extender hasta cubrir la tierra entera. Estas nubes de ceniza hacen que no llegue la radiación solar entrante, llevando a una disminución de la temperatura a nivel mundial. Pueden durar hasta dos años después de una erupción.

Alrededor de 1850, el clima del mundo empezó a calentarse de nuevo y puede decirse que la Pequeña Edad de Hielo se acabó en ese momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .