Sin categoría

La primera blasfemia de la Historia: El grafito de Alexámenos

El grafito de Alexamenos es un grafiti descubierto en un muro en el monte Palatino (Roma). Es la primera representación pictórica conocida de la crucifixión de Jesús y es también la primera blasfemia cristiana conocida.
Jesus_graffito
Fue descubierto en 1857, cuando el edificio denominado domus Gelotiana fue excavado en el monte Palatino.

El emperador Calígula adquirió la vivienda para el Palacio Imperial. Tras su muerte,  se convirtió en un Paedagogium o internado para los pajes imperiales. Más tarde, la calle donde se ubicaba la domus fue separada con un muro para dar soporte a las extensiones del edificio, por lo que permaneció sellada durante siglos.

La imagen representa a un hombre con cabeza de burro que estaría crucificado. A la izquierda hay un hombre que levanta una mano. Bajo la cruz hay una leyenda escrita en griego. Αλεξαμενοϲ ϲεβετε θεον, (Alexámenos sébete theón), lo que daría como traducción «¡Alexámenos, adora a su dios!».

Considerando la época de adquisición de la vivienda para el palacio imperial y su posterior conversión en Paedagogium, se ha fechado el grafiti entre los años 85-95.

La mayoría de los estudiosos concuerdan en que la inscripción es una representación irónica contra los cristianos. La cabeza de asno sugiere la acusación en sorna de onolatría (adoración de un asno), que recibía la entonces secta cristiana por parte del mundo intelectual greco-romano.

La aseveración burlona de que los cristianos practicaban la adoración de un asno aparentemente habría sido común en la época. Tertuliano, quien escribió a fines del siglo II y principios del III, señala que pesaba sobre cristianos y judíos la acusación de ser adoradores de una deidad con cabeza de asno. También menciona a un apóstata judío que llevaba una caricatura de un cristiano con orejas y pezuñas de asno, titulada Deus Christianorum Onocoetes o El dios de los cristianos engendrado por un asno.

 

Existe cierta controversia sobre si la veneración del crucifijo que se muestra en el grafito era en realidad practicada por los cristianos contemporáneos, o si era otro elemento, como la cabeza del asno, añadido a la imagen para ridiculizar las creencias cristianas. Según la mayoría de los historiadores, las representaciones cristianas de la crucifixión son muy posteriores (probablemente del siglo V), lo cual refuerza la postura de que el grafito descubierto en el Palatino implicó una burla hacia un cristiano.

El grafito es coherente con el pensamiento greco-romano de aquella época, que consideraba no solamente despreciable sino también absurda la idea de un “dios crucificado”. Ya Pablo de Tarso, probablemente en la Pascua del año 57, escribía:

“Nosotros predicamos a un Cristo crucificado, escándalo para los judíos, necedad para los gentiles” (I Corintios 1, 23).

Seguramente si alguien le hubiese contado al autor del grafiti el papel que esa “secta cristiana” iba a desempeñar en el futuro de Roma, le habría tomado por loco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .