Sin categoría

Dulces Navideños: ¡Polvorones!

Como es habitual en esta fechas (al menos en mi casa) ya se empieza a hacer acopio de productos alimenticios para las cenas y comidas de Navidad, y por supuesto algo que nunca falta en mi casa son los polvorones.

La historia del polvorón comienza en el S.XVI de la misma forma que ocurrió con las uvas de Nochevieja: Por un excedente de producción de trigo y manteca. Este hecho ocurrió en Andalucía, unos dicen que en Estepa y otros en Antequera. 1200px-Polvorón_de_Estepa

Las referencias históricas se recogen en un documento de venta de Estepa que la Orden de Santiago firmó a favor de un banquero genovés en 1559, donde Tristán Gómez era testigo como oficio de repostero.   

Sus ingredientes básicos son la harina de trigo, la manteca de cerdo, el azúcar y almendra. En casi todos los hogares se producían las “tortas de manteca”, unos primitivos dulces elaborados a partir de manteca de cerdo, harina de trigo y el azúcar. No fue hasta el S.XIX cuando Filomena Micaela Ruiz, conocida como la Colchona, decidió vender sus mantecados en las diferentes poblaciones por las que su marido trabajaba como transportista. Su éxito se debió a que ella refinaba la harina y la tostaba, creando de esta manera un polvorón más suave que el que se hacía tradicionalmente en los hogares.

Aunque la fama se la lleva los polvorones elaborados en Estepa y Antequera (por algo son los ‘inventores’), también destacan los polvorones de Medina, fabricados en Tordesillas (Valladolid) y los de Tafalla (Navarra)

Para finalizar, os dejo la receta básica de los polvorones para que podáis sorprender a vuestros familiares y amigos.

 


RECETA DE POLVORONES

 

INGREDIENTES
  • 250 gr de harina de trigo
  • 125 gr de manteca de cerdo.
  • 75 gr de azúcar glasé
  • 60 gr de almendra tostada molida 
  • una pizca de sal.
  • 1/2 cucharadita de canela.
ELABORACIÓN
  1. Tostar la harina. La ponemos en un bol e introducimos en horno precalentado a 180 ºC durante unos 15 minutos. Controlando siempre que no tome demasiado color.
  2. Ponemos la harina tostada, cuando se haya enfriado, en una mesa formando un volcán en el que vamos introduciendo la manteca, el azúcar, la sal y la canela. Mezclamos todo bien y agregamos la almendra molida. Amasamos con la palma de la mano hasta conseguir una pasta suave y homogénea.    
  3. Con una parte de la masa trabajada se forma un cilindro de unos 2,5 centímetros de diámetro, y se cortan piezas de 20 a 25 gr aproximadamente.
  4. Formamos bolas con las manos y se van situando en placas de horno con papel de estraza, se van aplanando con los dedos, dándoles un grosor de 1 centímetro aproximadamente.

  5. Cocemos en el horno a 225 ºC durante cinco minutos, hasta que estén ligeramente doradas (no deben tostarse ya que amargarían).

  6. Antes de cogerlos y envolverlos en papel de seda hay que dejarlos enfriar puesto que en caliente se rompen.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .