Sin categoría

La Arroba

¿Quién no conoce este símbolo? Actualmente está ligado al uso informático y seguramente utilizarás este símbolo constantemente en tu vida virtual, pero… ¿Sabes cual es su verdadero origen?

El símbolo denominado @ fue creado por los copistas de la edad media tardía para representar la preposición latina AD. (A, ante, contra, hacía, por). En la edad media estaba muy de moda ligar (adherir o incluso solapar) las letras contiguas de la misma palabra, suponiendo un ahorro de tiempo considerable. Las letras A y D (minúsculas) solían representarse con sus partes principales solapadas, y el rabito inferior derecho de la ‘a’ terminaba levantándose verticalmente, para recordar también a la letra ‘d’.  Con el paso del tiempo, el rasgo final fue tumbándose sobre la parte central del carácter, para terminar casi rodeándola y envolviéndola en una especie de látigo en espiral, creando así la @.

La arroba fue una medida popular de peso y volumen que tuvo su origen en la Andalucía anterior al siglo XVI, cuando esta región española estaba influenciada tanto por la cultura latina y la musulmana. De hecho, la palabra viene del árabe ‘AR-ROUB’ o ‘AR-RUBA’, que significa cuatro (o cuarta parte), ya que cuatro arrobas formaban otra unidad mayor (el quintal).

@

 

Aunque se supone que esa medida pudo estar en uso desde muchos años antes, parece que la primera documentación escrita sobre la arroba hace referencia a la medición de las mercancías que eran transportadas en los viajes trasatlánticos que hacían ruta entre América y Sevilla. Ya en aquella época se usaba el símbolo @ como abreviatura escrita de la medida. De igual manera, el símbolo era usado también para indicar el precio unitario, y así se usaba la arroba para referenciar el precio de cada medida (arroba) de mercancía. Poco a poco, la @ fue haciéndose popular y se extendió hacia otros ámbitos como a las cartas oficiales.

Así que con el tiempo en casi toda Europa se  utilizó la arroba como medida, aunque depende del lugar, implicaba una cantidad o medición distinta. Todas estas medidas comenzaron a decaer a mediados del siglo XIX, cuando fue aprobado el sistema métrico. El diccionario todavía reconoce la expresión ‘por arrobas’ que significa ‘a montones’.

Dicho símbolo pudo desaparecer con la invención de la imprenta por Gutenberg en el siglo XV, pero logró sobrevivir gracias a los mercaderes del renacimiento.

Y después de toda esta explicación, seguramente te preguntas ¿Y qué tiene que ver todo eso con el correo electrónico?

Pues bien: El e-mail fue creado en 1971 por Ray Tomlinson. Este ingeniero buscaba un símbolo que pudiera asociarse con las direcciones de correo electrónico para diferenciarlas de cualquier otro recurso de Internet.

Aunque, declara, que podía haber utilizado una coma, un paréntesis o un corchete, éstos ya se estaban destinando para otros usos, y los teclados de aquella época no tenían tanta variedad de símbolos como los de hoy en día, por lo que una de las pocas opciones que se le presentaban eran la @.

Lo más curioso de todo es que un carácter inventado en la edad media para que los copistas pudieran ahorrar tiempo en su trabajo, haya terminado convirtiéndose en un símbolo de envío de correo electrónico que, al fin y al cabo, es otra manera de ahorrar tiempo a la hora de enviar información.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.