Sin categoría

San Fabián y San Sebastián

El culto de San Fabián ha estado siempre unido al de San Sebastián, ambos se celebran el 20 de enero, en la festividad de los Santos Mártires. 

San Fabián

fue el vigésimo papa de la Iglesia católica, ejerciendo entre los años 236 y 250.

saint_fabian1Elegido papa durante las persecuciones que contra los cristianos había ordenado el emperador Decio. Su elección fue relatada por el historiador Eusebio de Cesarea quien en el tomo sexto de su obra Historia de la Iglesia relata cómo estando reunidos los electores para seleccionar al sucesor del papa Antero, una paloma se posó sobre Fabián, un granjero laico que se encontraba en Roma accidentalmente y como simple espectador. El pueblo tomó esto como una señal milagrosa de Dios que escogía a Fabián como su candidato e inmediatamente procedieron a ordenarlo sacerdote y obispo.

Debido al crecimiento de Roma, san Fabián dividió la ciudad en siete distritos poniendo a cargo de cada uno de ellos a un diácono para su gobierno y administración. Consagró a varios obispos, entre ellos a San Dionisio de París al que envió a  las Galias, y según la tradición, Fabián instituyó las cuatro órdenes menores. 

Fue una de las primeras víctimas de la persecución de Decio, quien lo consideraba como enemigo personal y rival suyo.  Fue enterrado en la catacumba de San Calixto.

 

San Sebastián

Nació en Narbona (Francia) en el 256, pero se educó en Milán. Era soldado romano, pero no participaba en los sacrificios por considerarlos idolatría. Como cristiano, ejercitaba el apostolado entre sus compañeros y visitando a otros cristianos encarcelados por causa de su religión. Acabó por ser descubierto y denunciado al emperador Maximiano (amigo de Diocleciano), quien lo obligó a escoger entre poder ser soldado o seguir a Jesucristo.baleison_and_canavesio_-_main_altar_in_the_chapelle_saint-sébastien_-_detail

Sebastián escogió seguir a Cristo. El emperador lo amenazó de muerte, pero Sebastián se mantuvo firme. Enfurecido, lo condenó a morir. Los soldados del emperador lo llevaron al estadio, lo desnudaron, lo ataron a un poste y lanzaron sobre él una lluvia de flechas, dándolo por muerto. Sin embargo, sus amigos se acercaron y, al verlo todavía con vida, lo llevaron a casa de Irene, una noble cristiana romana, esposa de Cástulo, que lo mantuvo escondido y le curó las heridas, hasta que sanó.

Sus amigos le aconsejaron que se marchara de Roma, pero Sebastián se negó rotundamente. Se presentó ante un emperador perplejo, ya que lo daba por muerto, y le reprochó su conducta por perseguir a los cristianos. Maximiano mandó que lo azotaran hasta morir. Los soldados para asegurarse que esta vez sí estuviera muerto, tiraron su cuerpo en un lodazal. Los cristianos lo recogieron y lo enterraron en la Vía Apia. Murió en el año 288. 

La veneración a San Sebastián es muy antigua y está muy extendida. Es invocado contra la peste y contra los enemigos de la religión. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.