Sin categoría

Medicina en el Antiguo Egipto (II)

Papyrus_Ebers
Papiro Ebers

 

El sistema de diagnóstico que utilizaban los médicos del Antiguo Egipto, está descrito en el papiro Ebers y no se aleja de los diagnósticos de hoy en día: hacer preguntas al paciente y sus allegados, encontrar el origen del sufrimiento y si había antecedentes familiares, verificar el tratamiento en caso de recaídas o preparar planes de cuidados a corto y medio plazo…  Lo primero que se intenta es impedir el sufrimiento, a continuación detener el avance de la enfermedad, para terminar encontrando su eliminación.

La medicina y la magia estaban íntimamente unidas en el antiguo Egipto, donde la enfermedad era el resultado de la intervención de genios malos, de humanos mal intencionados o de otras divinidades. Eran los mensajeros de Sejmet, diosa con cabeza de leona, que propagaban la enfermedad y la muerte. Como también tenía el poder de curar, era la diosa de los médicos, que ejercían a menudo como sus sacerdotes.

La magia tiene una resonancia especial que se debe al mito de Osiris: Isis, “La gran Maga”, después de haber reconstruido el cadáver de su esposo divino, le devolvió a la vida por medio de su poderosa magia, y fue fecundada dando a luz a Horus. A menudo los conjuros están asociados con los otros remedios; eran conjuros que un dios había pronunciado en condiciones análogas, y se recitaban para asegurar la eficacia del remedio. A cada enfermedad le correspondía una fórmula precisa para decir.

Muchos pacientes visitaban los santuarios de los dioses sanadores, como Imhotep y Amenhotep, ambos divinizados, con la esperanza de obtener curación. Otros procuraban obtenerla en el sanatorio, del templo de Hathor en Dendera y en el templo de Hatshepsut. Algunos de los dioses sanadores son:

  • Isis, diosa de la salud, inventora de los remedios.
  • Horus, a menudo invocado en los casos de mordeduras de animales.
  • Hathor: diosa del amor, protectora de las mujeres.
  • Thot: dios de los escribas y patrón de los oftalmólogos.
  • Sejmet: diosa sanadora.
  • Bes protector del sueño de los durmientes y genio bueno de las mujeres embarazadas.
  • Selkis protege de las mordeduras.

El papiro Brugsh es el documento más antiguo que conocemos sobre pediatría. Esta especialidad se limitaba a los lactantes, el resto de los niños era tratado por los médicos de adultos.

El llanto y el tono muscular del recién nacido se usaban como indicadores de salud. El papiro establece que si el neonato decía “nai” viviría, y si decía “mibi”, moriría. También se creía que si el niño gemía o bajaba la cabeza, moriría. El llanto y el tono muscular son dos de los cinco parámetros utilizados en el siglo XX para determinar su estado según la prueba Apgar de los recién nacidos.

Se castigaba severamente el infanticidio. El Libro de los Muertos incluye entre sus prohibiciones el procurar el aborto. Y aunque el provocarlo era castigado jurídicamente, se justificaba en algunos casos.

parto
Mujer de parto

 

En los casos de nacimiento con malformaciones físicas o con alguna enfermedad crónica no se recurría al infanticidio y los niños eran aceptados, considerando que habían sido tocados por la gracia divina y eran incluidos en la sociedad con un gran respeto.

Min es el dios de la fecundidad, y la diosa Tueris quien protege la madre y al niño en el momento del parto asustando a los espíritus malignos que pudieran dañar al niño. A menudo es acompañada del dios Bes.

Se utilizaba a la diosa Hathor, diosa de la maternidad y la fecundidad, para acudir en ayuda del niño y la madre, por medio de conjuros:

“Coloca cebada y trigo en dos bolsas de lona con la arena y fechas; orina sobre ellas cada día; si cebada y trigo germinan, dará a luz; si la cebada germina primero, será un varón; si el trigo, será una mujer; sí no germinan, no dará a luz.

Pero los médicos contrarrestaban la idea de que el embarazo es debido a la intervención de poderes sobrenaturales, dioses o demonios. En papiros egipcios se encuentra, entre conjuros, concepciones míticas y supersticiones, una tentativa de racionalización.

  • Los papiros de Lahun, datados en la Dinastía XII, contienen un preciso tratado de ginecología donde se menciona una enfermedad que devora los tejidos (el cáncer);
  • los médicos egipcios habían advertido la acción beneficiosa de la miel en ginecología.
  • Conocían métodos abortivos, descritos simplemente como “abandono del estado de embarazo” descritos en los papiros de Lahun, Ebers, Berlín, Carlsberg y Ramesseum. Consistían en lavados de varios tipos, como el realizado con aceite muy caliente.
  • El primer texto médico sobre métodos contraceptivos se encontró en los papiros Lahun, donde se encontraban consejos y prescripciones como el empleo de estiércol de cocodrilo mezclado con una pasta que servía como vehículo; la irrigación con sustancias como el carbonato de sodio. En el siglo XIV a. C., se fabricaban condones con la vejiga de animales como medio de control de la natalidad. En algunos papiros se incluyen varias recetas de anticonceptivos intra-vaginales, con ingredientes como resina de acacia, leche agria, y espigas de acacia. Los compuestos que derivan del árbol de la acacia han demostrado ser espermicidas en la investigación moderna in vitro, con un efecto inmovilizador de los espermatozoides. Su uso puede ser una consecuencia de la observación, por parte de los pastores, que notaron que los animales que comían ciertas plantas no se reproducían.

Entre los métodos para diagnosticar el embarazo, estaba el contar la cantidad de veces que una mujer vomitaba cuando se la colocaba sobre una mezcla de cerveza y dátiles (Este rechazo a los olores fuertes está estudiado hoy día como evidencia de embarazo).

Durante el parto, que se efectuaba en el domicilio, las mujeres se agachaban en cuatro ladrillos rituales, que representaban a Mesjenet mientras las comadronas ayudaban. La placenta se conservaba para hacer remedios médicos. Después, las mujeres se apartaban durante catorce días para purificarse, ya que tras el parto se consideraban impuras.

Hay algunas sugerencias en ciertos escritos de que los desgarramientos perineales se suturaban después del parto, como un papiro que se refería a “volver a unir la vagina”.

ojo

El conocimiento de la oftalmología en el antiguo Egipto se limitó a la pupila, la esclerótica y a los aspectos externos: párpados, pestañas y cejas; los egipcios ignoraban casi toda la estructura interna del ojo. Sin embargo, la oftalmología se desarrolló, ya que las enfermedades de los ojos eran muy frecuentes. Una de las defensas contra esta enfermedad fue el uso del Kohl, que actuaba en dos frentes: para reducir la luz intensa, al ser negro, y como desinfectante efectivo, al estar fabricado con sulfato de antimonio.

  • Los párpados se denominan la espalda del ojo.
  • El blanco del ojo ya se llamó esclerótica.
  • El iris se estudió, ciertos textos indican que su examen permitía descubrir el sexo del feto.
  • La pupila fue denominada la niña que está en el ojo, debido a la imagen de personas que se reflejaban en la córnea sobre el fondo negro de la pupila (pupila= poupée= muñeca).

A pesar de la habilidad de los artesanos del Imperio Antiguo, que fabricaron réplicas perfectas de los ojos en cristal y esmalte para las estatuas, nada permite pensar que estos objetos se utilizaran como prótesis.

Desde la primera dinastía, los textos mencionan los cuidados dados a los ojos, con prácticas mezcladas con la magia: Thot, Dios de la ciencia y la medicina es el antepasado de los oftalmólogos; según la mitología habría vuelto a poner en su lugar el ojo que Horus perdió en su pelea contra Seth, y declaró “soy Thot, el médico del ojo de Horus”.

Más tarde, en tiempos de Pepy I de la Dinastía VI, en una estela funeraria, se representa a un hombre, a veces sentado y otras andando, con esta inscripción dedicatoria: “Pepy Anj Iri, director de los médicos reales, médico de los ojos del palacio, custodio del orificio intestinal, el que prepara documentos, el que amaestra escorpiones”.

El papiro Ebers y el de Londres contienen varios conjuros mágicos invocando a Thot, que había que repetir varias veces mientras se aplicaba el colirio: El que salvó el ojo de Horus en su pelea contra Seth, será capaz de devolver la luz a los enfermos de los ojos.

Existe un fragmento del panel de madera de la tumba de Hesy-Ra en Saqqara (III dinastía), que se encuentra en el Museo Egipcio de El Cairo y en el que aparece su titulación como jefe de dentistas y médicos. Se le describe como «el más grande de los médicos que tratan los dientes»: es el testimonio más antiguo de un médico dedicado a la odontología y data del 3000 a. C. Era un importante dignatario de Menfis de la época de Dyeser y tenía varios títulos más. Su elevada posición muestra la reputación y respeto del que disfrutaban los médicos encargados de las enfermedades dentarías.

 

Se han encontrado evidencias de que el tratamiento odontológico estaba separado de la medicina general en la parte baja de una estela encargada por el faraón Sahura como regalo a su médico favorito. En ella hay una pequeña figura, identificada por una inscripción jeroglífica como «Men-kaura-anj, el hombre del diente»

Houi era un sanador del imperio antiguo que trataba de las enfermedades de los dientes y el ano.

Recientemente ha habido mucha controversia sobre si los dentistas tenían una formación propia separada. Parece que había dos tipos de individuos dedicados a las artes dentarias, por un lado los que son denominados sinu (médico), y otros desprovistos de esta denominación.

1 comentario en “Medicina en el Antiguo Egipto (II)”

Responder a Julio G Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .