Sin categoría

Casa de Borbón

La Casa de Borbón es una rama de la Dinastía de los Capetos, la más antigua dinastía real de Europa, que incluye a todos los descendientes de Hugo Capeto. La rama de Borbón procede del sexto hijo del rey Luis IX de Francia: el señor de Clermont, Roberto de Francia, que se casaría con Beatriz de Borgoña, señora de Borbón. El primer duque de Borbón en 1319 fue el hijo de ambos, Luis I de Borbón.

Esta casa real gobernó la Baja Navarra (desde 1555), y Francia (desde 1589) de manera conjunta hasta 1789 (estallido de la Revolución francesa), cuando el Reino de Navarra (Baja Navarra) fue abolido y su territorio integrado al reino francés. La monarquía (constitucional desde 1791) francesa quedó abolida en 1792, y el rey Luis XVI de Francia (y V de Navarra), fue ejecutado en enero de 1793.

Posteriormente hubo una restauración, tras la caída del Primer Imperio Francés en 1815; pero la Revolución de Julio les depuso otra vez y la rama de Orleans tomó el poder entre 1830 y 1848, cuando la monarquía borbónica fue abolida de manera definitiva.

El primer miembro de la Casa de Borbón en España fue Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV de Francia, que reinó durante 45 años con el nombre de Felipe V, quien sucedió a los Austrias. Es en este periodo donde se reemplaza el original francés Bourbon por su castellanización, Borbón.

En España, sus reinados se sucedieron de 1700 a 1808 (interrumpidos por la guerra de la Independencia), de 1813 a 1868 (interrumpidos por el Sexenio Democrático, incluyendo la Primera República), de 1874 a 1931 (que dio paso a la Segunda República y, tras la guerra civil, la Dictadura de Francisco Franco) y desde 1975 hasta la actualidad.

Es de la línea española (Borbón-Anjou), desde donde se desprende, por ejemplo, la línea de los gobernantes del Reino de las Dos Sicilias (Borbón-Dos Sicilias), del Ducado de Parma (Borbón-Parma) y del Gran Ducado de Luxemburgo (Borbón-Nassau). Los pretendientes del Imperio de Brasil (Orleans-Braganza), al igual que los pretendientes orleanistas del Reino de Francia (Borbón-Orleans), descienden de los Borbones franceses.

Junto a la línea francesa (Bourbon), se encuentran otras ramas extintas, como la de los príncipes de Condé (Bourbon-Condé) y la de los príncipes de Conti (Bourbon-Conti), y también líneas ilegítimas que viven hasta hoy, como la de los condes de Busset (Bourbon-Busset) y la incierta de los rajás de Shergar (Bourbon-Bhopal).

Como hemos dicho, el primer rey Borbón de España fue Felipe, duque de Anjou, que asumió el trono de España como Felipe V. Era hijo de Luis de Francia, El Gran Delfín y de María Ana de Baviera. Por tanto, era nieto de Luis XIV de Francia y de su esposa María Teresa de Austria, hija de Felipe IV de España. Su ascensión al trono español se dio ante la previsible muerte sin herederos de su tío-abuelo Carlos II, que originó la Guerra de Sucesión Española.

Los Borbones españoles del siglo XVIII —Felipe V (1700-1724 y 1724-1746), Luis I (1724), Fernando VI (1746-1759), Carlos III (1759-1788) y Carlos IV (1788-1808)— llevaron a cabo una política de profundas reformas en todos los campos con la intención de colocar a España en un lugar destacado entre las potencias europeas. Felipe V fue ayudado primero por consejeros franceses, relevados pronto por españoles pertenecientes a la primera generación de ilustrados.

La política dinástica sostenida por Felipe V y su segunda esposa, Isabel de Farnesio, otorgó tronos en Italia a los hijos del matrimonio, dando origen a la rama Borbón-Sicilia. Los reinados de Fernando VI y Carlos III significaron la plenitud del reformismo.

El desarrollo de la América española, cuyas posibilidades económicas aún estaban por explotar en su mayor parte, fue una de las tareas que recibieron más atención.

El agotamiento de los hombres y los programas ilustrados reformistas y la implicación de España en los sucesos internacionales ocasionaron una profunda crisis del Estado y de la dinastía, que llegó a su punto álgido en el enfrentamiento entre el rey Carlos IV y su hijo, el príncipe de Asturias y futuro Fernando VII.

La conjura de El Escorial (1807) y el motín de Aranjuez (1808), promovidos por el círculo de don Fernando contra el favorito de los reyes, Manuel Godoy, provocaron el derrocamiento de Carlos IV y la proclamación de Fernando VII. Estas alarmantes muestras de la descomposición de la dinastía sucedían en una España ocupada por las tropas de Napoleón I Bonaparte, en cuyos planes figuraba ya el destronamiento de los Borbones y la inserción de España en la órbita imperial.

El desprestigio de la familia real alcanzó su cima en las abdicaciones de Bayona, por las que Carlos IV y Fernando VII entregaron a Bonaparte sus derechos a la Corona de España, quien a su vez los transfirió a su hermano José (1808).

A excepción de José I (1808-1813), de la Casa de Bonaparte, y de Amadeo I (1870-1873), de la Casa de Saboya, todos los reyes y reinas de España de los siglos XIX y XX han pertenecido a la dinastía borbónica: Fernando VII (1808-1833), Isabel II (1833-1868), Alfonso XII (1875-1885), Alfonso XIII (1886-1931), Juan Carlos I (1975-2014) (siendo este uno de los artífices de la transición española a la democracia, posterior al régimen dictatorial del general Francisco Franco) y Felipe VI (2014-presente) (quien asume el tituló tras la abdicación de su padre.

árbol borbón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.