Sin categoría

Deporte en la Antigua Grecia: Pancracio

Pancracio

En la Antigua Grecia el Pancracio era una competición deportiva de los Juegos Olímpicos Antiguos, una combinación de boxeo griego antiguo, lucha y sumisiones, un antecesor de las artes marciales mixtas modernas.

Los griegos atribuían su invención a Teseo, cuando se enfrentó al Minotauro. Baquílides, en cambio, atribuye su creación en conmemoración a Heracles, en su lucha con el león de Nemea. Aristóteles atribuye su descubrimiento a Leukaros de Acarnania.

El pancracio fue incluido en los 33° Juegos Olímpicos en el año 648 a. C.​ y su primer campeón fue Ligdamis de Siracusa.

Al ser una mezcla de lucha (pale, en griego) y boxeo (pyx), en el pancracio se utilizaban técnicas de ambas disciplinas, tales como el hedran strephein que se puede traducir como «voltear el trasero», el meson echein o «agarrar del medio», el trachelizein o «sujetar por el cuello» y el ankyrizein o «lanzar desde el anca», entre otros.

Otros movimientos a mencionar: el gastrizein que consistía en una patada al estómago, el apopternizein en donde el luchador tomaba a su adversario del tobillo para hacer que perdiera la estabilidad y cayera al suelo, y el klimakismos en donde el luchador atrapaba a su rival por detrás, por el cuello y comenzaba a estrangularlo.

Se permitían los puñetazos, aunque los luchadores no envolvían sus manos con los himantes o vendas. Más o menos estaba permitido todo. Aplastamientos con los pies y manotazos, entre otras cosas. Ni siquiera se respetaban los genitales.

Los golpes en la cara, la aplicación de presas de aplastamiento o de estrangulación, la rotura y la dislocación de miembros también eran técnicas de mucho éxito.

Pancracio 1

Hacer zancadillas, coger al adversario y lanzarse sobre él eran prácticas muy comunes. Ataques como pegar una patada baja al oponente estaban perfectamente permitidos. Una de las técnicas, la tijera, buscaba tener enlazado el abdomen del rival con las piernas, para asfixiar al rival con las manos libres. Esta táctica fue precisamente la que le costó la vida al campeón olímpico Arriquión de Figalia en la 54.ª (quincuagésimo cuarta) edición de los Juegos Olímpicos en el 564 a. C. Polidamas de Escotusa fue campéon olímpico en el 408 a. C.

Las reglas solo penalizaban el morder y meter los dedos en los ojos, la nariz o la boca del oponente.

Burlándose de los atletas, el famoso médico griego Galeno otorgó alguna vez un premio a un burro por haberse destacado en los pisotones.

Al lado de la imagen de Lisandro está la del pancraciasta Sóstratos de Sición, también llamado Acroquersites. Éste siempre intentaba atrapar primero los dedos del oponente para rompérselos. Y lo continuaba haciendo hasta notar que el otro abandonaba la lucha. Alcanzó la victoria en las competiciones de Nemea, doce en total, tres triunfos en Olimpia y dos en los Juegos Píticos.

Plausanias

Puesto que en el pancracio no se aplicaban las reglas de la lucha perpendicular, el combate duraba hasta que uno de los oponentes desistía, lo cual se señalaba levantando un dedo.

Al igual que en el boxeo y la lucha, esta competición tenía divisiones separadas para jóvenes y adultos.

Lograr la corona en el pancracio sin antes haber sido ephedros se consideraba un triunfo notable. Tal fue el caso de P. Cornelio Ariston, que como vencedor de la lucha anterior tuvo que enfrentarse inmediatamente después a un rival cansado, es decir, a uno que había quedado fuera por sorteo.

Por extraño que parezca, el pancracio no era tan brutal como el boxeo. Por ello figuraba antes en el programa olímpico.

El juego sucio era tan común en el pancracio, que Luciano de Samosata en su obra Vida de Demonacte dice:

Percatándose cuan sucio se estaba convirtiendo el juego entre los atletas, quienes a menudo además de utilizar las técnicas de boxeo y lucha utilizaban sus dientes, (Demonax) dijo que no era de admirarse que los fanáticos de los campeones los describiesen como leones.

Distintos escritores de la antigüedad clásica incluyeron combates de pancracio en sus obras; tal es el caso de Heliodoro en su novela Etiópicas.

En su obra Explicaciones de 12 Salmos de David (Salmo 36, comentario 55),​ Ambrosio de Milán describe tres tipos de combates: el palaestae o luchador que solo puede aferrarse sin poder utilizar sus puños para golpear, el pyctae o boxeador que golpea con sus puños cubiertos por unas cintillas de cuero o cestus, y el pammachiarii o pancraciasta que lucha de manera libre, utilizando golpes de puño, lucha cuerpo a cuerpo sujetando a su rival de las extremidades y hasta puede recurrir a trucos como el de arrojar arena a los ojos del rival.

En los 145º Juegos olímpicos del año 200 a. C., se introdujo el pancracio para muchachos de entre 12 hasta 17 años de edad.

Combates Épicos

En el año 564 a. C. Arraquión, campeón de Figalia, se enfrenta con otro luchador de la Hélade cuyo nombre no ha quedado registrado en la historia, en el combate final del pancracio. En un momento determinado del combate, el rival de Arraquión gana la espalda del campeón de Figalia, salta sobre Arraquión y rodea con sus brazos el cuello del campeón de Figalia. Arraquión trata desesperadamente de liberarse de la llave de estrangulamiento que le aplica su rival. Cuando está a punto de ser vencido, Arraquión oye los gritos de su entrenador: ¡Qué magníficos funerales tendrías si no te rindes en Olimpia!

Conmovido por la arenga de su entrenador, Arraquión, en un supremo esfuerzo, logra voltear a su rival y le tuerce salvajemente el pie. Sin poder soportar el dolor, el rival suelta a Arraquión y levanta el dedo en señal de rendición, pero antes de ser vencido, el luchador logra romperle el cuello a Arraquión y lo mata.

Se cuenta que la multitud estalló en vítores y aplausos, festejando la muerte heroica de Arraquión, mientras su cadáver era adornado con una corona de laureles.

El épico combate de Arraquión fue recogido por Filóstrato en el libro segundo de su obra Imágenes​ y por Pausanias en el libro octavo de su obra Descripción de Grecia.

Creugas y damoxenos
Creulas y Damoxeno

Otro combate memorable de pancracio fue el que sostuvieron Creugas, campeón de Epidamno, y Damóxeno de Siracusa en los Juegos Nemeos del 400 a. C.

Tras largas horas de combate, el sol se puso en el horizonte y por las reglas del pancracio, el combate fue suspendido. Las mismas reglas del combate establecían que de no haber un ganador antes de la puesta del sol, la pelea debía ser decicida de la siguiente manera: cada combatiente tendría el derecho de golpear al otro, por turno, hasta que uno de los dos quedara en pie.

Cada luchador tendría el derecho de exigir a su rival de adoptar la postura corporal que el hombre que iba a ejecutar el golpe quisiese y el hombre que iba a recibir el golpe no debía hacer el menor movimiento para intentar esquivar el golpe.

Le tocó en suerte a Creugas ser el primero en lanzar el golpe y exigió a Damóxeno que bajase los brazos para recibir el golpe. Luego de que Creugas impactara su puño en el rostro de Damóxeno, Damóxeno se recupera del golpe y cuando le toca su turno, le ordena a Creugas que levante su brazo en alto y que le presente su costado.

En un golpe ilegal en el pancracio, Damóxeno, con la mano abierta y los dedos extendidos como si fuera un cuchillo, le hunde la mano por debajo de la caja torácica de Creugas y le saca los intestinos, matándolo en el acto. Tal fue la repercusión que el brutal combate tuvo a través de los siglos que dos mil años después, el escultor italiano Antonio Canova inmortalizó a los dos campeones en un monumento que hoy se encuentra en los Museos Vaticanos.

 

 

2 comentarios en “Deporte en la Antigua Grecia: Pancracio”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.